Algunas vías de comunicación en la empresa

  28 Diciembre 2007

Alicante, 28 de diciembre de 2007 - La Comunicación es esencial para el correcto desarrollo de la actividad empresarial. En un ámbito cotidiano, podemos definir la Comunicación como un proceso entre dos o más personas que, mediante el intercambio de un mensaje con códigos similares, tratan de comprenderse e influirse, es decir, con el objetivo de una acción-reacción.

Si extrapolamos esta definición genérica al ámbito empresarial, llegamos a la conclusión de que comunicar no es simplemente dar y recibir información, sino que va a ser necesario que haya una vía o canal que haga que esa mera transmisión de información se materialice en Comunicación, es decir, en entendimiento entre emisor/es y receptor/es.

De esta forma, podemos distinguir dos tipos básicos de comunicación dentro de una organización: horizontal y vertical. La comunicación horizontal es la que se da entre personas que desempeñan puestos de un mismo nivel y la comunicación vertical puede ser tanto la que fluye desde los puestos de mayor responsabilidad y va descendiendo por el organigrama de la empresa a los puestos operativos, como viceversa.

En este último supuesto, el de comunicación en sentido vertical, el canal habitualmente conocido es tanto la comunicación escrita, conformada por cartas, comunicados, actas, informes, manuales de empresa, sugerencias, quejas, cuestionarios; como la comunicación verbal presencial y más o menos directa.

No obstante, también existen otras vías que normalmente no tenemos en cuenta y que vienen dotadas de un alto contenido comunicativo.

Véase, lacomunicación no verbal, es decir, el lenguaje que transmite nuestro cuerpo, las tonalidades de la voz, la manera de decir las cosas.

En estudios recientes, se ha concluido que alrededor de un 80% de la información que retiene nuestro cerebro es la que percibe a través del sentido de la vista, por lo que la información sensorial es básica en cualquier proceso de comunicación.

Así, un leve gesto como puede ser una mirada, una sonrisa, fruncir el ceño o cruzar los brazos, se convierten en acciones que llevamos a cabo casi de manera inconsciente y sin embargo, dicen mucho de nosotros, de nuestro estado de ánimo y de nuestra actitud. Y esto, qué duda cabe, repercute directamente en el desempeño diario de nuestro trabajo y en la percepción que de nosotros pueden tener los demás.

Otro vía importante de comunicación dentro de la empresa y quizá más acusada dentro de cualquier departamento de recursos humanos, es la empatía,la capacidad de empatizar con el cliente interno, que se traduce en intentar ponerse en el lugar de tu interlocutor y entender el qué y el por qué de lo que nuestro interlocutor nos está diciendo y siempre desde su punto de vista. Esto, para poder llegar, a posteriori, a un entendimiento entre las partes y a una solución satisfactoria.

Finalmente, hemos de tener en cuenta, que en términos generales y tanto en las empresas como en la cotidianeidad de nuestras vidas, existe muy poca predisposición a escuchar activamente a los demás, por lo que el hecho de desarrollar canales para una buena comunicación interna en un ámbito organizacional, repercutirá siempre de manera positiva en el funcionamiento de la misma y por supuesto en su componente humano.

Marta García Romero

Se permite la reproducción de este artículo manteniendo la integridad del mismo, y siempre que se incluya el enlace a esta página como fuente de referencia.