Alicante, 26 de septiembre de 2008 - Resulta evidente que una empresa comienza un proyecto de facturación electrónica para reducir costes. A partir de la mejora de la eficiencia, lograremos un mayor control y una mejor gestión, independientemente del tamaño de la empresa y del sector en el que se mueva.