7 consejos para mejorar tu avatar en redes sociales

  15 Febrero 2012

Alicante, 15 de febrero de 2012 - El avatar en las redes sociales hace referencia a la imagen principal o predominante del perfil y relaciona directamente la información que ofrecemos con uno mismo. Se debe tratar como un factor importante, pues el perfil es la carta de presentación y la imagen que en él aparece la primera impresión que se ofrece a los visitantes en las redes. Por tanto hay que cuidar el aspecto tanto objetivo como artístico de la imagen que se utilice.

SDCC2009 - Michael DiMartino (Avatar)

Lo primero que se plantea es con qué fin se va a utilizar el perfil de la red social en concreto. Generalmente se recomienda utilizar el mismo avatar para todas las redes en las que se participe, así el perfil será fácilmente reconocible y accesible. Sin embargo, es común utilizar cada red con un objetivo distinto, por lo que es decisión de cada uno seguir, o no, esta línea. Partiendo de estas bases, ofrecemos una serie de consejos para la optimización de avatares en el uso de perfiles profesionales.

  1. Es imprescindible usar el avatar: no hacerlo da sensación de despreocupación o engaño, por lo que se verá limitada la interactuación en la Red.
  2. La imagen que se utilice debe ser propia, una imagen actual, en la que aparezca uno mismo, no una mascota, un paisaje, un personaje famoso o una marca. El objetivo principal es que se reconozca a la persona y se relacione fácilmente.
  3. Es preferible que el encuadre de la imagen aborde un primer plano o plano medio, es decir, que se vea directamente la cara o desde mitad de cintura hacia arriba. Una imagen de cuerpo entero dificulta la identificación.
  4. Utilizar colores neutros, incluso blanco y negro, siempre que la imagen esté bien contrastada, dará sensación de sobriedad y profesionalidad.
  5. El fondo de la imagen, limpio y sencillo. Se deben evitar habitaciones de la casa, como el cuarto de estar, el dormitorio o el baño.
  6. Cuidar la actitud o carácter de la imagen. Ya que es una imagen representativa debe ser personal, es mejor mostrar una actitud relajada y sonriente, divertida; pero sin caer en la vulgaridad. Por lo que se deben evitar fotos de fiesta o en ambientes excesivamente personales. La foto de recién licenciado, da sensación de puerilidad, al igual que las fotos de personajes ficticios. En cambio, las fotos con actitud seria y tensa, se perciben como autoritarias y artificiales.
  7. Aparecer en la imagen con un atuendo cuidado, naturales pero no desaliñados.

En resumen, el avatar nos permite muchas opciones, tantas como queramos experimentar, sin embargo debe utilizarse desde la sencillez y el buen gusto.

Estefanía Martínez

Se permite la reproducción de este artículo manteniendo la integridad del mismo, y siempre que se incluya el enlace a esta página como fuente de referencia.