Cómo lograr el cambio a través del compromiso empresarial

  17 Mayo 2011

Alicante, 17 de mayo de 2011 - En situaciones de cambio es cuando hacemos acopio de aquellos recursos que siempre están ahí, pero a los que en el día a día habitual quizá no se les presta la misma atención.

Entre esos elementos se encuentra sin duda el compromiso empresarial. Sin embargo, ¿qué necesitamos para lograr el cambio a través del compromiso?

Ingredientes

  • Alto nivel de implicación de las partes actoras intervinientes en el proceso, véase la Dirección y los colaboradores.
  • Esa implicación debe nacer siempre de una decisión libre, voluntaria y personal, que en cualquier caso se puede potenciar pero desde luego nunca forzar.
  • Que se trate de un proceso bidireccional en el que ambas partes salgan beneficiadas y obtengan algún tipo de satisfacción a cambio.

Preparación

  • Paso 1:desde la Dirección/Gerencia de la empresa se atenderá a las necesidades de los recursos humanos de la misma, a través de las diversas herramientas con las que se cuente. Así:
    • En un Plan de Conciliación y/o Planes de Igualdad se recogen numerosas medidas que atienden a las necesidades personales de los trabajadores y trabajadoras y que les permiten conciliar su vida personal, familiar y laboral.
    • A través de un Plan de Responsabilidad Social se realizarán acciones que tienen calado directo en el cliente interno.
    • Los sistemas de Evaluación de Desempeño permiten llevar a cabo un análisis y valoración del desarrollo y crecimiento del equipo humano, en el que son los propios colaboradores y colaboradoras los que se autocalifican y posteriormente ponen estos datos en común con sus responsables directos, a la vez que van estableciendo nuevas metas.
  • Paso 2: la organización comprometida lo es con todos los grupos de interés (stakeholders) que puedan verse afectados por su actividad aunque no tenga una relación comercial directa con ella. Véanse clientes, proveedores, sociedad, medio ambiente, etc.
  • Paso 3:implicar a los trabajadores en la actividad del negocio; está demostrado que un trabajador comprometido con su empresa es más productivo y eficiente.
    • Hay que intentar generar el ambiente adecuado para que se desarrolle en las personas un sentimiento de pertenencia que les permita actuar, tomar decisiones o reaccionar, anteponiendo los intereses corporativos a los individualistas.
    • Para ello, es esencial la comunicación y que todo el grueso de los recursos humanos de la empresa esté al corriente de los productos y servicios que elabora y comercializa en la misma. Este aspecto les permitirá trabajar en sintonía con el proyecto empresarial y orientar sus acciones en la misma dirección.
  • Paso 4: dado que el compromiso lleva incorporada una gran carga emocional, ha de tratarse en todo caso de un proceso vivo o de lo contrario el grado de compromiso puede decaer. Así, acciones como el reconocimiento expreso (verbal o por escrito) de un sobreesfuerzo que se haya llevado a cabo por los colaboradores y colaboradoras para la realización de un trabajo en una fecha concreta puede ser muy positivo para reforzar esa idea de pertenencia a un grupo.

Esta puede ser una receta muy útil para fortalecer el compromiso y aumentar la productividad en época de cambio.

¡Apostemos por ello!

Marta García Romero

Se permite la reproducción de este artículo manteniendo la integridad del mismo, y siempre que se incluya el enlace a esta página como fuente de referencia.