Aproximación a la Historia de Internet II

  14 Agosto 2009

Alicante, 14 de agosto de 2009 - La mayor parte de los historiadores de la Red de redes consideran que 1983 fue la fecha del nacimiento de Internet. Teniendo en consideración el desarrollo de la Red -que ya contaba con más de 500 servidores conectados-, el Departamento de Defensa de los Estados Unidos decidió separar las partes militar y civil de Arpanet, se retiró de esta y procedió a la creación de la red Milnet.

De esa manera, la antigua Arpanet dejó paso a la nueva Internet, una red de redes sin fines militares, abierta a todas las universidades, empresas e instituciones que tuviesen interés por participar en su desarrollo.

Por estas fechas, la continua mejora de los servicios y las infraestructuras -propiciada, entre otros factores, por las inversiones norteamericanas- y la generalización del TCP/IP -cuyo uso era gratuito, al igual que el de gran parte del software utilizado en la Red- incrementaron el ritmo de crecimiento de Internet. En 1984, el número de servidores se duplicó. Más de mil nodos formaban ya parte de la Red de redes. William Gibson escribió Neuromancer, una obra que tendría una gran repercusión posterior pues algunos de los términos utilizados en ella, como, por ejemplo, «cyberspace», fueron aplicados al universo de la Red de redes, así como a otros ámbitos de la Informática. Y precisamente la extensión y el crecimiento constante del ciberespacio motivaron la creación del sistema de dominios (DNS, Domain Name Server).

En 1985 aparecieron los primeros dominios '.com': simbolics.com y think.com. Los de gobiernos y organizaciones: css.gov y mitre.org. El primer dominio estatal, en Gran Bretaña: co.uk. Y también los primeros '.edu', en el ámbito universitario: acmu.edu, purdue.edu, rice.edu y ucla.edu.

Asimismo, en dicho 1985, quince años después de las primeras propuestas, culminó el desarrollo del protocolo para la transmisión de ficheros en Internet (FTP), basado en la filosofía de cliente-servidor.

En 1986, nuevas instituciones norteamericanas, como la NASA, los Institutos Nacionales de la Salud o el Departamento de Energía, entre otras, pusieron sus ingentes recursos informáticos y de comunicaciones al servicio del desarrollo tecnológico de Internet, que por aquellas fechas estaba ya a punto de llegar a los 2.000 servidores interconectados. En este sentido, merece atención especial la labor de la National Science Fundation (NSF), que creó la Nsfnet, una red compuesta inicialmente por cinco centros de «superordenadores» conectados por líneas de alta velocidad, la cual, a partir de dicho momento, se convertiría en el ciberespacio utilizado preferentemente por la comunidad científica. Por otra parte, también es interesante resaltar que en dicho año los principales proveedores de telecomunicaciones de los Estados Unidos comenzaron a ofrecer servicios de Internet a sus usuarios.

En 1987, los efectos de la creación de la Nsfnet y la incorporación a Internet de diversas redes europeas multiplicaron por cinco el número de servidores conectados a la Red de redes (fueron contabilizados unos 10.000 nodos). Asimismo, podemos reseñar otro hito de la historia de Internet que se produjo en dicho año: la presentación de la primera aplicación informática de hipertextos (Hypercard, para Macinstosh).

El ritmo de crecimiento de Internet se mantuvo el año siguiente, 1988. El número de servidores ascendió a unos 60.000. No obstante, una décima parte de ellos fue «infectada» por un virus tipo «gusano», creado por Robert Tappan Morris Jr. Ello puso de manifiesto la falta de seguridad en la Red y movió a la ARPA a formar el Computer Emergency Reponse Team (CERT), un equipo de reacción rápida que había de guardar datos sobre todas las incidencias acaecidas en la Red, así como sobre sus principales amenazas.

En España, el Plan Nacional de Investigación y Desarrollo creó un programa para la Interconexión de los Recursos Informáticos (IRIS) de los centros de investigación. La RedIRIS fue el motor de conexión de ordenadores y de formación de personas, y de ella surgieron muchas de las primeras iniciativas de redes que se produjeron en España. Aunque en un principio fue gestionada por Fundesco (Fundación Telefónica), desde 1994 es dirigida por el Consejo Superior de Investigaciones Científicas.

En 1989, tras la incidencia del virus, la progresión del número de servidores se redujo. La Red quedó compuesta por unos 100.000 servidores. Arpanet acabó de desaparecer, como víctima de su éxito abrumador; y los «piratas» informáticos ganaron protagonismo tras la publicación de Cuckoo's Egg, una novela en la que Clifford Stoll relataba la historia real de un grupo de crackers alemanes que lograron acceder a varios organismos estadounidenses.

No obstante, pese a estas circunstancias negativas, 1989 fue un año decisivo para la Historia de Internet. Tim Berners-Lee, un científico británico del Laboratorio Europeo de Física de Partículas (CERN), inventó la World Wide Web. Decidido a desarrollar un método eficiente y rápido para intercambiar datos entre la comunidad científica, combinó dos tecnologías ya existentes (el hipertexto y el protocolo de comunicaciones de Internet), para acabar creando el modelo de acceso a la información intuitivo e igualitario que hoy utilizamos.

La Universidad de McGill de Montreal desarrolló Archie, un programa que realizaba búsquedas en una base de datos que contenía información sobre los ficheros almacenados en los servidores de Internet. Archie constituyó el primer intento de catálogo o directorio de recursos de Internet. Tuvo tal éxito que colapsó el tráfico en los Estados Unidos y Canadá.

Además, varios proveedores -MCI Mail y CompuServe- inauguraron el primer sistema de correo electrónico comercial de Internet. Una nueva época estaba a punto de empezar, la de la explotación comercial de la Red de redes.

En 1990, Internet estaba ya compuesta por más de 300.000 servidores. Redes de diversos países como Argentina, Austria, Brasil, Chile, España, Irlanda, Suiza o Corea del Sur, se conectaron a Nsfnet; y el gran aumento del número de usuarios provocó que Internet comenzase a saturarse. Para evitar el colapso se restringieron los accesos. Los responsables de las redes se vieron desbordados por el éxito de Internet. Ni sus dimensiones, ni los fines para los que estaba siendo utilizada habían sido previstos en un principio. Fueron años de incertidumbre.

Pese a ello, en dicho año 1990 hubo iniciativas muy loables en Internet, como, por ejemplo, la creación de la Electronic Frontier Foundation. Dicho organismo fue concebido para la defensa del derecho de los usuarios de la Red de redes a intercambiar libremente sus ideas, conocimientos y pensamientos utilizando las nuevas tecnologías.

A lo largo de 1991 Internet también experimentó progresos considerables. Múltiples redes de diferentes países como Croacia, Hong Kong, Hungría, Polonia, Portugal, la República Checa, la de Sudáfrica, Singapur, Taiwán o Túnez, se conectaron a Nsfnet. Además, la NSF decidió abrir el acceso de Internet al sector privado a través de conexiones alternativas a las subvencionadas con dinero público, lo que invitó a muchas empresas multinacionales a comenzar a desarrollar actividades económicas en la Red de redes.

Por otra parte, Internet no solo progresó en número de usuarios. La tecnología de la Red de redes también experimentó un avance notorio. El inventor de la World Wide Web, Tim Berners-Lee, desarrolló en el CERN el primer navegador de Internet y lo hizo de dominio público en la Red para que los diferentes investigadores pudiesen desarrollarlo.

En 1992, el número de servidores conectados a Internet superó la cifra de un millón. Junto a este dato, el hecho más importante de este año fue la creación de la Internet Society (ISOC), una entidad que, en adelante, se habría encargar de coordinar las diferentes líneas de desarrollo y evolución de Internet. La ISOC es el organismo rector de la Red de redes; hoy en día, tiene las siguientes funciones:

  1. Facilitar el desarrollo abierto de nuevos estándares, protocolos, administración e infraestructura técnica para Internet.
  2. Apoyar la formación de usuarios y profesionales de Internet, específicamente, en los países en desarrollo y dondequiera que exista esta necesidad.
  3. Promover la colaboración entre grandes y pequeñas empresas, profesionales, investigadores y usuarios de Internet.
  4. Proporcionar información fiable acerca de Internet.
  5. Crear foros de discusión de aspectos que afectan a la evolución de Internet, su desarrollo y uso técnico, comercial, social, etc.
  6. Alentar el sentimiento internacional de cooperación, comunidad y cultura respetando la autonomía de los países, organizaciones e individuos.
  7. Servir como un punto focal de esfuerzo cooperativo para promover Internet como una herramienta positiva en beneficio de todas las personas de todo el mundo.
  8. Promover, coordinar y dirigir iniciativas acordes con las estrategias de ISOC para que tengan mayor alcance los esfuerzos humanitarios, educativos y sociales realizados por sus miembros.

En 1993, el número de servidores se duplicó, pasando de los 2 millones. No obstante, el acontecimiento más destacable fue, sin duda, el lanzamiento del navegador WWWMosaic por el National Center for Supercomputing (NCSA) de la Universidad de Illinois. Mark Andreesen desarrolló un visualizador de páginas web de instalación sencilla, fácil de utilizar y que tenía muchas de las opciones y características de los navegadores actuales más extendidos (como Internet Explorero Netscape Navigator). Mosaic fue distribuido de modo gratuito para la comunidad educativa y casi de inmediato se convirtió en un hito de la Historia de la Red de redes.

Por otra parte, también podemos destacar que en 1993 la National Science Foundation (NSF) patrocinó la formación de una nueva organización llamada The Internet's Network Information Center (InterNIC), con el fin de que se encargase de proporcionar información sobre el registro de dominios en Internet.

En 1994, el número de servidores rozó los 4 millones. Tuvieron especial trascendencia dos sucesos: el fin del control de la información transmitida por la Red por parte del gobierno de los Estados Unidos y la eliminación de las restricciones al uso comercial de Internet. Esto último supuso cambios inmediatos en la tipología de las webs pues la Red de redes comenzó a acoger tiendas, bancos (First Virtual), emisoras de radio online (Radio HK), etc., y la publicidad comenzó a ocupar espacio en ellas, lo que causó un conflicto abierto entre los internautas tradicionales y los nuevos usuarios.

Por otra parte, en dicho año la Universidad de Carleton publicó la primera web en castellano, Sí, Spain, a iniciativa del embajador español en Canadá, José Luis Pardos. No obstante, este sitio pasó a la Historia de Internet, no solo por ser el primero en castellano, sino también por ser la primera web que fue utilizada con fines diplomáticos, lo que aconteció durante la «crisis del fletán», que enfrentó a los gobiernos de España y Canadá en 1995.

Por último, hemos de referir que en 1994 la empresa Netscape Communications Corporation presentó su prototipo del Navigator. Heredero de Mosaic, este browser fue la primera herramienta de consulta web popular de la Red de redes. En muy poco tiempo, se extendió por miles de ordenadores.

1995 fue el año del gran «boom» de Internet. El uso de la World Wide Web superó al de otros servicios como FTP (transferencia de ficheros) o Telnet (conexión remota interactiva). Los proveedores comerciales de Internet comenzaron a ganar protagonismo respecto a la Nsfnet. La Red dio cabida a múltiples empresas que comenzaron a desarrollar en ella sus actividades comerciales. Ante el auge inusitado de Internet, el registro de dominios dejó de ser gratuito para costar una cuota anual de 50$. Y gobiernos de todo el mundo comenzaron a presentar sus webs oficiales...

A partir de este momento, la escalada tecnológica en la Red fue impresionante... Los motores de búsqueda experimentaron un rápido progreso hasta ofrecer a los usuarios la posibilidad de utilizar técnicas avanzadas para realizar consultas en diferentes idiomas. El lenguaje Java comenzó a ser utilizado para desarrollar múltiples aplicaciones, como, por ejemplo, entornos virtuales (VRML). El comercio electrónico gozó de un auge espectacular. La comunicación interpersonal se vio facilitada por programas de chat. Las operaciones comerciales y bancarias crecieron gracias a las mejoras en la seguridad de las transmisiones de datos. Junto a la radio, el teléfono y la televisión hicieron entrada en Internet...

El crecimiento de los servidores existentes en la Red de redes siguió, asimismo, su ritmo imparable. En 1996, casi 10 millones de servidores ofrecían sus páginas a los usuarios de Internet. El año siguiente, 1997, la cifra ascendió a 17 millones; y a partir de este momento, el tremendo crecimiento de la Red, unido a la autonomía de su funcionamiento, comenzó a dificultar la labor estadística. Dos años más tarde, en 1999, los mayores buscadores de la World Wide Web estimaron conocer el contenido de menos del 50% de la Red. Hoy en día, el número estimado de usuarios que utilizan los diferentes servicios de Internet supera los 1.000 millones.

 

 

Antonio Carrasco

Se permite la reproducción de este artículo manteniendo la integridad del mismo, y siempre que se incluya el enlace a esta página como fuente de referencia.