E-Learning. Estrategia de formación en las organizaciones

  07 Mayo 2008

Alicante, 07 de mayo de 2008 - Las organizaciones, ante el entorno cambiante que exige ampliar conocimientos, habilidades y capacidades de los trabajadores, se conciencian cada vez más de la importancia del desarrollo del capital humano.

El conocimiento es uno de los recursos estratégicos de las organizaciones y requiere de una gestión y de un diseño de estrategias. Así pues, las organizaciones ven como estrategia de formación el uso de E-learning como herramienta de aprendizaje que genera conocimientos y que son puestos en práctica dentro de la organización. Esto supone un doble beneficio, por un lado, como sistema de enseñanza y aprendizaje basado en acciones formativas de cara a transmitir conocimientos profesionales, y por otro, enfocado a la resolución de problemas y adquisición de habilidades necesarias en las organizaciones.

El aprendizaje tanto a nivel individual como organizativo es indispensable en la gestión de las organizaciones, ante la necesidad de crear estructuras y sistemas flexibles y sensibles ante el cambio. Por lo tanto, las organizaciones ven la necesidad de un aprendizaje como proceso continuo resultando así necesario integrar el aprendizaje en el lugar del trabajo.

El desarrollo e implantación de estrategias formativas de E-learning pueden realizarse, por una parte, desde un enfoque que haga referencia al desarrollo interno de metodologías de la propia organización, esto se conoce como E-learning corporativo. El segundo enfoque contempla la formación realizada de forma externa, por empresas o instituciones especializadas.

Así, se tiene acceso a materiales, documentación e información, apoyo de sus tutores o profesores, se autoevalúan y son evaluados, sin coincidir en el mismo lugar, ni a la misma hora. Por el contrario, sí que están dentro de un mismo entorno virtual de aprendizaje, que es lugar de trabajo donde se desarrolla el proceso de aprendizaje en el E-learning.

Las actividades que contenga el E-learning estarán orientadas a:

  • Aprendizaje experiencial, donde el alumno vive su proceso de aprendizaje como una experiencia cuyo resultado final es una mejora en su capacidad de aprender.
  • Creatividad en la resolución de problemas, las actividades son guiadas, pero abiertas en su desarrollo, permitiendo al alumno aprender e innovar en la resolución de problemas diversos.
  • Adquisición de conocimiento relevante, la realización de las actividades de enseñanza y aprendizaje, suponen no sólo adquirir conocimientos específicos sobre la materia estudiada, sino adquisición de habilidades comunicativas, de utilización de las TICs.
  • Co-aprendizaje a través de los grupos de apoyo, con el desarrollo de actividades en equipos se permite adquirir habilidades para transmitir y compartir conocimiento, liderar equipos y organización de tareas.

Teniendo en cuenta esto el E-learning facilita: La comunicación entre agentes formativos, sobre todo entre alumnos y profesores; Un aprendizaje más creativo e innovador, Un aprendizaje más flexible y sensible a las necesidades individuales, un sistema que permite la actualización permanente del conocimiento profesional.

María Teresa García Guillén

Se permite la reproducción de este artículo manteniendo la integridad del mismo, y siempre que se incluya el enlace a esta página como fuente de referencia.