Internet, un escaparate para la difusión del conocimiento

  30 Noviembre 2007

Alicante, 30 de noviembre de 2007 -Internet se ha convertido en un pilar básico de la sociedad del conocimiento y la información. Representa una revolución similar a la invención de la imprenta a mediados del siglo XV. De todas formas, no se puede olvidar que la World Wide Web no es, por sí misma, una garantía de calidad y veracidad en sus contenidos, de ahí que se deba valorar su rigor.

Los avances tecnológicos en la transmisión del conocimiento en un entorno web se concentran en dos premisas básicas: la rapidez en el acceso y la economía en los costes del servicio, además de otros elementos como la accesibilidad y usabilidad de los contenidos y su integración a través de la red, de manera que la web se convierte en un enorme y potente espacio social y de comunicación.

Las nuevas tecnologías están favoreciendo la comunicación y el intercambio de ideas y conocimientos sin que las distancias sean un obstáculo. Un buen ejemplo es la Biblioteca Virtual Miguel de Cervantes, una ambiciosa iniciativa cultural de la Universidad de Alicante y el Grupo Santander que, sin ánimo de lucro, pretende difundir digitalmente el patrimonio bibliográfico, documental y crítico de la cultura española e hispanoamericana en el mundo.

La Biblioteca Virtual Miguel de Cervantes, que desarrolla técnicamente el Taller Digital, ofrece un amplio fondo de contenidos organizados en portales temáticos y bibliotecas de autor. Una de sus áreas temáticas está dedicada a la Historia española e hispanoamericana, con temas y figuras tan variados como Cristóbal Colón, Isabel la Católica, la Monarquía Hispánica, La expulsión de los jesuitas, La Constitución de 1812, Historia y cultura de las civilizaciones de la Antigüedad, Exploradores y viajeros por España y el Nuevo Mundo, Carlos V, Simón Bolívar, Constituciones hispanoamericanas o Historiadores de nuestro tiempo.

La variedad de la tipología de estos materiales -tesis doctorales, estudios críticos, monografías, bibliografías, publicaciones periódicas, etc.- y sus formatos digitales -facsímil, texto, vídeo, audio, imágenes gráficas y producciones multimedia-, que combinan el rigor científico y unas óptimas condiciones de acceso, atienden y dan respuesta a las demandas y necesidades de los distintos perfiles de usuarios: educativos, culturales y científicos. En definitiva, un amplísimo catálogo de recursos, abiertos y dinámicos, al servicio de las Humanidades y la sociedad.

José Manuel Díez Fuentes

Se permite la reproducción de este artículo manteniendo la integridad del mismo, y siempre que se incluya el enlace a esta página como fuente de referencia.