Redes sociales: el impulso definitivo para el Internet móvil

Alicante, 29 de marzo de 2010 - La rápida difusión de las redes sociales en España ha supuesto el impulso definitivo del uso de Internet móvil.

Según el estudio "La sociedad de la Información en España 2009", realizado por la Fundación Telefónica, los teléfonos móviles, PDA, smartphone o iphone, son utilizados para acceder a Internet por el 57% de los internautas con edades comprendidas entre los 15 y los 55 años. Este mismo informe indica que tres de cada cuatro internautas españoles pertenece a una red social. Además, con cada vez más frecuencia, hacen uso de su terminal móvil para acceder a estas redes sociales; por ejemplo, el 7% de los usuarios de Facebook acceden a través del móvil, y lo mismo sucede con el 29% de los usuarios de Tuenti.

Los españoles hemos incluido en nuestra vida cotidiana la participación activa en este tipo de plataformas sociales, convirtiéndolo en un acto más de nuestra rutina diaria. En estas redes podemos compartir imágenes, comentarios, información de la red, y todo de una forma ágil y rápida, y cada vez más se realiza desde un terminal móvil. La guerra de tarifas de Internet móvil, encabezada por las operadoras más importantes, como Vodafone y Telefónica, hace posible una mayor penetración de esta opción de acceso a la red; aunque todavía estamos muy lejos de niveles europeos, y mucho más lejos de los niveles de EE.UU. o Japón.

El 2010 puede ser el año definitivo para doblar las cifras de internautas que se conectan a través de dispositivos móviles, gracias a la aparición de nuevos terminales, cada vez más económicos y fáciles de utilizar, como el Nexus One de Google, que se muestra como un claro competidor del rey de los terminales, el Iphone de Apple.

A pesar del éxito de dichas redes sociales, no existe un modelo de negocio definido para este tipo de plataformas. La publicidad directa sigue siendo una alternativa para la explotación de este medio por parte de las empresas, pero empieza a destacar el uso de estas redes para mantener una relación más estrecha entre las empresas y sus clientes. Esto puede representar una mejora tanto para las empresas como para sus clientes.

Para resumir, podemos decir que nos esperan unos años muy convulsos, en los que vamos a presenciar un cambio radical en la forma de comunicarnos y de compartir información; desde cualquier lugar y en cualquier momento.

Chema González Bedmar

Se permite la reproducción de este artículo manteniendo la integridad del mismo, y siempre que se incluya el enlace a esta página como fuente de referencia.